FANDOM


El adivino

En la aldea gala, se ha desatado una tormenta, por lo que los galos (a excepción de Astérix y Obélix) están aterrados, debido a que lo único a lo que temen es que el cielo se caiga sobre sus cabezas, además de que el druida Panorámix se ha ido a la reunión anual de druidas en el bosque de los carnutes. Durante la tormenta, llega a la aldea un viajero que buscaba un refugio mientras la tormenta duraba. El viajero se llama Prólix y dice ser un adivino, por lo que todo el mundo comienza a creer en sus predicciones. Sin embargo, Astérix es el único que no cree en las predicciones del adivino y está convencido de que sólo es un charlatán. Karabella sigue al adivino cuando éste se va de la aldea. Él se refugia en el bosque y Karabella, convencida de que todas sus predicciones son verdaderas, le consulta sobre su porvenir mientras le lleva comida. Sin embargo, todas las mujeres de la aldea van a consultar al adivino e incluso sus maridos lo hacen.

Todo empeora cuando Obélix ve al adivino y empieza a creer en sus predicciones. Cuando Astérix sospecha de que algo raro pasa en el bosque, Karabella se da cuenta de que el adivino no está y piensa que Astérix lo ha echado y en la aldea todos están en contra de él ya que le dicen que es peligroso echar a un adivino. Sin embargo, resulta que los romanos se lo habían llevado al campamento de Petibonum y por sus leyes, debía ser detenido. Sin embargo, Prólix comienza a confesar que no es más que un charlatán y que ha engañado a los galos. El centurión Caius Noterajus se aprovecha de esto para hacer que los galos dejen la aldea. El "adivino" les dice que deben abandonar la aldea porque la cólera de los dioses hará que el aire sea nauseabundo. Todos los de la aldea se van a una isla desierta hasta que la supuesta cólera de los dioses haya aplacado, mientras Astérix, Obélix e Idéfix se quedan en la aldea.

Los romanos y el "adivino" llegan a la aldea y se quedan ahí, mientras Panorámix llega y decide con sus amigos darles una leccion a los romanos y a los galos. Luego de que los romanos se fueran y nuestros héroes convencieran a sus amigos de volver y que las predicciones del adivino son falsas, al ver que las mujeres aún no están convencidas de que sea así, Astérix decide darle una sorpresa al adivino y así sucede. Los galos arrasan con el campamento y Prólix es echado de ahí.