FANDOM


Gangstérix tiene el aspecto y la actitud de «Padrino» del hampa luteciana en La hoz de oro. Patrón de una «discoteca» versión años 50 antes de Jesucristo, en la que se puede escuchar un concierto de bardos rockanrroleros y dejar el menhir en el vestuario por dos monedas de bronce, ha puesto en marcha un tráfico de hoces de oro por cuenta del prefecto traidor Gracus Astutus. Responsable del rapto de Amérix, no duda en amenazar con violentas represalias al pobre encargado de la posada de «Les Alegres Arvernos» que cometió el error de entrar en escena. Pero si este cabecilla utiliza el terror para evitar que nos interesemos demasiado por su dolmen-fetiche, bajo el cual ha camuflado importantes stockes de hoces de oro adornadas para ser vendidas a alto precio en el mercado negro, se vuelve claramente menos amenazante cuando Obélix ¡le paga con un magnífico ojo morado! Sorprendente ¿no?

Gangstérix